¿CONOCES EL DERECHO A LA 2ª OPORTUNIDAD?

¿CONOCES EL DERECHO A LA 2ª OPORTUNIDAD?

¡Acaba de llegar otra factura que no puedo pagar! ¿Qué hago para no seguir incrementando mis deudas?

Esta mañana, mi mujer me ha vuelto a comentar que le ha llamado el del banco y que no pueden esperar más, que o le hacemos un ingreso en la cuenta o va a tener que pasarlo al departamento jurídico.

De nuevo suena el teléfono … es Juan, le dije que no se preocupara, que llevo años trabajando con él y que nunca le he fallado. Esta tarde le llamo y le digo que para finales de semana, le doy algo. La tarde pasa y no me he atrevido a llamar a Juan.

Supongo que esta escena te resulta familiar, si aún no has vivido esa situación, enhorabuena. Yo sé, en primera persona, lo que se sufre cuando suena el teléfono y es un proveedor tuyo recordándote que no le has abonado la última factura ¿Cómo si tu no los supieras?

O lo que se te pasa por la cabeza después de estar todo el día dando tumbos y llegas a casa y lo primero que hacen es ponerte al día de las llamadas de los acreedores recibidas. Te entiendo, conozco personalmente muchas personas y negocios que han pasado por esto.

Como digo, si no has pasado por esta situación, !enhorabuena!, estás todavía a tiempo de poner algunas soluciones en tu situación financiera. Si ya la has vivido, ¡tranquilo!, todavía te quedan algunas opciones, quizás no las mejores, pero si algunas para no perder todo tu patrimonio.

Con este ánimo de ayudar a las empresas y familias que pasan por apuros económicos nueva ley concursal se aprobó de forma precipitada la nueva Ley Concursal. El pasado 1 de Septiembre entró en vigor el Real Decreto Legislativo 1/2020, de 5 de mayo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Concursal.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que el hecho de que te encuentres en una situación financiera difícil y que te plantees las distintas opciones que permite la ley, no es ningún drama. Es más, la misma tiene como objetivo precisamente lo contrario, es dar una solución airosa a las familias y los negocios cuando los ingresos superan con creces a las deudas y se hace insostenible la posibilidad del pago de los acreedores.

Por ello es necesario que lo primero que debes aceptar es que tu situación económica deficitaria tiene una posible solución, además con la garantía de que la misma pasa por la aplicación de una legislación especial dictada para estás concretas situaciones. Lo segundo es empezar a tomar conciencia de cuál es tu situación de endeudamiento real. Y el tercer paso que debes acometer es ponerte en contacto con especialistas que te asesoren de cuáles son las medidas y posibilidades que tiene tu caso concretamente.

Desde Grupo Data te animamos a que sigas estos tres sencillos consejos y empieces a poner fin a tu calvario, tú 2ª Oportunidad te espera y no debes renunciar a ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *